Castigo histórico en el fútbol chileno para Cindy Nahuelcoy y Loreto Toloza por acusación contra árbitro


 Mosaico

Cindy Nahuelcoy y Loreto Toloza están sentenciadas. Ambas recibieron 40 fechas de suspensión, uno de los castigos más enérgicos que se hayan aplicado en el fútbol chileno. El Tribunal de Disciplina acreditó que fueron ellas quienes hicieron circular un correo electrónico masivo en el que se exponía una grave acusación en contra de Julio Bascuñán, miembro de la Comisión de Árbitros. Puntualmente, aludían a que favorecería a su colega Leslie Vásquez en función de una relación sentimental entre ambos. Ese beneficio se traduciría en designaciones y, por ende, en el plano económico.

Nahuelcoy y Toloza no solo aludieron a Bascuñán. En el camino, también intentaron manchar a Roberto Tobar, el presidente del estamento que dirige a los réferis del fútbol chileno. Concretamente, en el transcurso de la investigación dan a entender que el timonel del arbitraje las había instado a hacer circular la acusación a través del medio electrónico que emplearon.

Exequiel Segall, presidente de la Primera Sala del Tribunal, que fue la que condenó en primera instancia a ambas juezas, admite que esa versión formó parte del proceso. “De los antecedentes de todo el proceso, consta claramente que ellas manifestaron que fueron inducidas, instigadas por Roberto Tobar lo que no encontró asidero alguno en todas las pruebas tenidas a la vista”, expresa a El Deportivo el integrante de la corte futbolera, excusándose de entrar en más detalles.

En la exposición que acompaña a la sentencia que recibieron Nahuelcoy y Toloza, el tribunal reseña esa participación de la primera: “Relata que, habiendo transcurrido un tiempo, Roberto Tobar concurre a un entrenamiento, lo que no hace permanentemente, y le comenta que la investigación no fructificó, diciéndole que deben hacerla pública, agregando algunas referencias a la vida personal de Julio Bascuñán. También les dice que todas las direcciones de correos electrónicos para el envío están en un mail llegado desde la ANFP que, por otro tema, todos los árbitros habían recibido. La testigo señala que si no es por los dichos e insistencia de Roberto Tobar ella y Loreto Toloza no hubieran enviado el correo masivo. La declarante agrega que le dijo a don Roberto Tobar que no enviaría un correo público porque no quería arriesgar su carrera. Agrega que después de esa conversación no quedó bien de ánimo, tal como le consta al masajista y a su colega Marcia Castillo, quién le preguntó si le pasaba algo” sostiene.

“En definitiva, declara que junto a Loreto Toloza enviaron el correo masivo porque lo ordenó don Roberto Tobar y porque podrían verse perjudicadas, en beneficio de Leslie Vásquez, en el futuro si fuese verdad que ‘Julio Bascuñán le haría la cama a Roberto Tobar’, aún cuando reconoce que, al menos en el ámbito internacional, las designaciones las hace FIFA o Conmebol, en su caso, sin injerencia de la Comisión de Árbitros” añade .

Y agrega otro dato más: “En cuanto a la comparecencia ante el Oficial de Cumplimiento, oportunidad en que firmó la declaración que está en poder del Tribunal, la señorita Nahuelcoy declara que le dijo a don Miguel Angel Valdés que Roberto Tobar las obligó a enviar el mail masivo”.

En el transcurso de la investigación, ambas terminan desdiciéndose y admitiendo que enviaron el correo electrónico porque estaban “dolidas”.

Sin embargo, la sanción no tiene que ver con el intento de involucrar a Tobar, su jefe, en la irregularidad. Más bien, obedece a dos consideraciones. La primera, tiene que ver con el intento de menoscabar y desacreditar la actividad futbolística y a quienes la representan. “Sostiene la denuncia que existió, por parte de las denunciadas, un atentado contra el Fair Play, causando un grave descrédito y menoscabo a la actividad futbolística, junto a injurias y ofensas a personeros de la ANFP”, especifica la sentencia.

La falta está expresamente definida en el artículo 68º, letra E, del Código de Procedimientos y Penalidades de la ANFP. “Cualquier acto que pudiese provocar el descrédito, menoscabo o que pudiere afectar la transparencia de la actividad futbolística en su conjunto, o de los personeros que la representan, será sancionado con 4 a 50 juegos de suspensión”, consigna la norma. La norma se ha aplicado en varios casos. Uno de los más emblemáticos fue la sanción a Julio Barroso, entonces defensor de Colo Colo, quien en 2014 insinuó un posible perjuicio en contra de los albos. “Es raro que ahora no tambaleen en cobrarnos a nosotros y no a otros. Los campeonatos se ganan, no se compran. Esperemos que en estas cuatro fechas se defina el torneo por juego y no por penales”, declaró, esa vez, en una conferencia de prensa en el Monumental.

Sin embargo, lo que terminó liquidando a Nahuelcoy y Toloza fue, en efecto, un error de procedimiento. “Si ellas se hubieran quedado con los anónimos que mandaron al oficial de cumplimiento a través del Canal de Denuncias que implementa la ANFP, era totalmente válido, legítimo. Para eso es el canal. Ahí vería el que investiga si hay fundamento o no. Pero enviaron ese mail masivo. Y ese es el error: lo hicieron con total conocimiento de que se iba a hacer público. A raíz de ese envío, se producen todos los elementos de la sentencia: menoscabo y detrimento de la actividad y de las personas que la representan. La Comisión de Árbitros es parte de las personas que la representan”, grafica un especialista en la materia.

Fuente: La Tercera

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Expresidente Sebastián Piñera fallece en accidente de helicóptero en Lago Ranco

Festival de Viña 2024: qué artistas se presentan hoy, lunes 26 de febrero

CADEM: Aprobación de la ministra Tohá sube 14 puntos en un mes